sábado, 10 de agosto de 2013

Entrevista a Lucien - Señor del Inframundo

GUARDIÁN DE MUERTE

William: ¿Apodo?
Lucien: La Gran Parca, La Única Oscuridad, Malach ha-Maet, Yama, Azrael, Caminante de Sombras, Mairya, Rey de la Muerte. Y Flores -pero sólo Anya me llama así.
William: Bien. Te llamaré Flores.
Lucien: No lo harás.
William: Lo haré. ¿Signo zodiacal, Flores?
Lucien: Primero, ¿cómo te soporta mi mujer? Segundo, no creo que tenga un signo. Fui creado antes de que eso naciera, y no estoy seguro del día, mucho menos del mes.
William: Sólo marcaré en tu signo como “Flores”. ¿Elección de arma, Flores?
Lucien: Eres un bastardo. Pero me gustan los cuchillos. Me gusta ser cercano y personal con mis víctimas. ¿Quieres una demostración?
William: Después. ¿Qué buscas en una mujer, Flores?
Lucien: ¿Por qué no te llamo yo a ti Gilipollas? Anya lo hace. De todas formas, no estoy buscando, sino que encontré mi pareja exacta en Anya, diosa suprema de la Anarquía. No la llames diosa “menor” si sabes lo que es bueno para ti.
William: ¿Comida favorita, Flores, compañero de la diosa menor de la Anarquía?
Lucien: Estás pidiendo que te golpeen, ¿lo sabías? Pero la respuesta es. Me gusta todo lo que Anya roba, esto, cocina para mí.
William: ¿Momento favorito en la serie, Flores?
Lucien: Me estás irritando. No debería admitir esto, pero adoro la vez en que Anya y yo estuvimos en la cama –después de que hubiésemos estado luchando- y ella probó cuanto, uh, le gusto.
William: Cuéntame más.
Lucien: No. Eso sería poco caballeroso.
William: Todas las cosas divertidas lo son.
Lucien: Siguiente pregunta. Ahora.
William: ¿El momento que menos te gusta de la serie, Flores?
Lucien: Espero que alguien te apuñale. En cuanto al momento que menos me gusta, fue cuando Anya no podía recordar quién era yo. Hablar sobre ello me parte el corazón en dos.
William: Hobbies, Flores. Además de molestarme.
Lucien: ¡Tú me estás molestando a mí! Pero de todas formas, cuidar de Anya es a trabajo completo. Alguien tiene que sacarla del fuego.
William: ¿Tarea doméstica, Flores?
Lucien: Papeleo.
William: ¿Responsabilidad doméstica que menos te gusta, Flores?
Lucien: Escoltar a Maddox al Infierno cada noche antes de que se rompiera su maldición.
William: Descríbete a ti mismo, Flores. O, si lo prefieres, puedo hacerlo por ti.
Lucien: Puedo ocuparme de eso yo solo. Soy desagradable, distante y duro.
William: Debería añadir cabreante.
Anya: [entrando en la habitación] ¿Qué te he dicho acerca de llamarte a ti mismo desagradable, Flores? Hora del castigo, chicarrón, y mamá no va a mostrar piedad alguna. Aunque tienes puntos extra por “duro”.
William: ¿Qué piensas del hecho de que tu casa haya sido invadida por mujeres, Flores?
Anya: Permíteme responder el resto de esas preguntas por mi hombre –está actualmente- cansado. ¿Qué piensa acerca de la invasión de estrógeno? Le encanta. Y si le llamas Flores otra vez, arrancaré otra página de tu precioso libro.
William: También me molestas. ¿Quién crees que es el Señor más resistente?
Anya: Flores.
William: ¿Por qué tú puedes llamarle Flores y yo no?
Anya: Porque yo soy especial.
William: Ni siquiera es tu entrevista. Así que piérdete.
Anya: Otra página que se va.
William: Puta. Si sólo tuvieras veinticuatro horas antes de que los Cazadores encontraran la Caja de Pandora y te mataran, ¿qué harías en el tiempo que te queda de vida?
Anya: Esa pregunta tiene truco. Nadie sería lo bastante tonto para matarle porque sabrían que pronto sentirían el aguijón de mi ira.

Pensamientos finales de William: Alguien debería zurrar a Anya. ¡Con fuerza!